Página Entidad

Bloque Principal

icono
Cabeza del Buey - Patrimonio Histórico

Patrimonio Histórico


 

Casco Histórico

El núcleo histórico lo conforman las calles próximas al Ayuntamiento e Iglesia Parroquial, Hospital de Santa Elena, la actual Plaza de la Constitución y la Plaza de la Fuente, en cuyo centro se encuentra situado un monumento emblemático de la localidad. En Cabeza del Buey se puede apreciar un claro estilo urbanístico radial, tomando como centro la "Plaza de la Fuente" , de la que parten las principales calles en las que desembocarán el resto de las vías secundarias.

La calle de la Cruz se puede considerar como la arteria principal. Se encuentra limitada en su lado exterior por el parque municipal y el comienzo de la Avenida Nuestra Señora de Belén, y por el interior, por la Plaza de la Fuente, centro neurálgico de la población.

Esta vía, junto con la Avenida, alberga la mayoría de las tiendas, bares y centros de recreo diurnos y nocturnos de la ciudad.

 

Santuario de Belén

Declarado de Interés Cultural por la Junta de Extremadura, es el monumento histórico-artístico mas importante de Cabeza del Buey y uno de los más relevantes de la comarca de la Serena. Situado a 11 Kms. de la población y 3 kms. de Almorchón, por la carretera EX-104, en el borde de la Serena, constituye en verano un verdadero Oasis de verdor en estas resecas tierras. Alberga la imagen de la Patrona de la localidad, Nuestra Señora de Belén. Sus orígenes datan del siglo XIII. Tras la Reconquista de la zona, el Castillo de Alomrchón pasa a la Orden del Temple, que construye en las inmediaciones la casa-cuartel, que tras la disolución de esta Orden en 1307, todas sus pertenencias pasan a manos de la Orden de Alcántara, estando habitado por monjes trinitarios descalzos en el año 1646.  Destaca su bello claustro de estilo románico y las celdas de los frailes. A partir de 1723 pasó a albergar la imagen de la Patrona de la localidad.
La actual iglesia es de estilo barroco y se construyó en los siglos XVII y XVIII. En su interior además de la imagen de la Virgen, destacan una formidable verja de hierro y pinturas murales religiosas de gran valor artístico y religioso, restauradas en 1.995. Todos los años desde 1723, los vecinos visitantes de la localidad engalanan para la ocasión sus vehículos y van en romería al Santuario. Tras un día de celebración campestre, en el que se suceden barbacoas, pinchos, bailes y diversión, la imagen de la Patrona es trasladada a la localidad, donde será recibida con gran alborozo y quema de fuegos de artificio. De esta forma darán comienzo oficialmente las Ferias y Fiestas de San Miguel, que continuarán durante 4 días más, siendo las fiestas principales de Cabeza del Buey. 

 

 

Convento Franciscanas

Fundado por el Comendador Martín Rol. Comenzó su construcción en 1518 y fue inaugurado el 31 de Mayo de 1523. Posee una puerta de arco de cantería labrada, en bóveda sobre tres arcos de ladrillo. La capilla es pequeña con cruceros de piedra labrada. De esplendores pasados se conserva un muy bello busto de Cristo, coronado con espinas de la Escuela de Mena.

En la actualidad la comunidad de religiosas que habita el Convento, vive en la clausura perpetua.

 

 

 

 

 

 

Hospital Santa Elena

Constituye la primera de las fundaciones que el Comendador Martín Rol realizara en esta villa en 1.501. Constaba en su fisonomía originaria de una estancia denominada "cotarro" o sitio de estar. Este nombre, unido siempre a la idea de hacinamiento, nos acerca más a la posibilidad de un primitivo refugio de transeúntes y enfermos. La ermita anexa al Hospital se reedificó mucho después, en 1.655. Consta de tres cuerpos en cruz. Al lado de la Epístola se encuentra la Sacristía. El altar mayor contiene elementos escultóricos de singular valor. En su parte superior, un bajorrelieve representa el Misterio de la Anunciación a media altura y hay dos escudos flanqueando este bajorrelieve; otros dos bajorrelieves muestran al Emperador Constantino y San Francisco de Paula.

Posteriormente, el 7 de mayo de 1.716, el presbítero D. Basilio López Moreno dona todos sus bienes al Hospital, que por fin adquiere su verdadero carácter. Además, el pueblo realizó una suscripción popular gracias a la cual se constituyó capital suficiente para que un grupo de monjas pudieran establecerse y vivir sin ahogo. En 1.886 se restauró la capilla de Santa Elena, se colocó el púlpito y un San Antonio. Además se edificó una capillita a la izquierda del altar mayor. En el siglo XX, durante la Guerra Civil se salvó la capilla del Hospital gracias a unas manos previsoras que tapiaron su entrada, previniendo de este modo su mas que probable destrucción, como ocurrió con el resto del Patrimonio histórico y religioso local.

 

Iglesia Parroquial

La Virgen de Armentera fue patrona de la villa hasta 1.635, fecha en la que fue remplazada por la de Belén. La antigua Iglesia Parroquial, bajo la advocación de Nuestra Señora de Armentera, fue terminada en el año 1.515. Posiblemente la actual Parroquia está edificada sobre el solar de la iglesia anterior, con su cementerio al lado, según la costumbre de la época. El Comendador Rol se propuso ubicarla en la Plaza Mayor, junto a los demás edificios de la villa. Su construcción se prolongó por espacio de 8 años (1.505-1.515). A lo largo de los siglos se han realizado diversas reformas y ampliaciones. En 1.550 se construyó el campanario, aunque la torre actual de la Iglesia presenta un estilo diferente del primitivo.
En 1883, la Iglesia cuenta con cinco altares y dos capillas, de las cuales la del Sagrario procede del siglo XVIII, al igual que la Sacristía, el Archivo y la reja de hierro forjado de la fachada de Poniente. La pila de agua bendita parte de un capitel hallado en las excavaciones romanas de la Nava. La imagen de la Virgen en 1.883 se encontraba en la parte superior central del retablo mayor, habiendo sido colocada a fines del XVIII. Se conservaban reliquias de San Blas, San Alejandro y San Vicente. En 1.751 se colocó el órgano. Todo lo anterior, junto con las imágenes, altares, campanas y demás ornamentos fueron destruidos en la Guerra Civil. Los existentes en la actualidad fueron donados por personas de esta villa.

 

 

 

 

 

Pinturas Rupestres

La abundancia de cuevas, refugios naturales y pinturas rupestres que existen en las sierras de Cabeza del Buey son el reflejo fiel de que estas tierras estuvieron habitadas por moradores desde la prehistoria.

A nuestros días han llegado vestigios del hombre primitivo en Puerto Alonso, en el Cerro Estanislado, en el Valle de la Cueva y en el Morro de la Fuente del Peral.

El último hallazgo encontrado ha sido en la Sierra de la Rinconada, bautizado como el Abrigo del Águila. 

 

 

 

 

 

 

Termas y ruinas romanas

De la época romana hay que hablar del complejo termal romano del Puerto de la Nava, complejo que encuentra su razón de ser en la abundancia de aguas, algunas de ellas medicinales y en la belleza del paisaje, lo que le convertía en lugar ideal para el descanso y la toma de aguas. Se considera que el complejo empezó a erigirse en el Siglo I y que alcanzó su apogeo a fines del siglo II. Se han encontrado monedas, fragmentos de mosaicos y un pequeño torso femenino de mármol. Este complejo se haya a 3 kilómetros de la localidad, carretera del Puerto de la Nava y su acceso es libre.

 

 

 

Datos extraidos del libro "Historia Cabeza del Buey"